Ingeniería romana en la ribera del Ucero

Author: Pablo Molina /

 8 de Marzo de 2010

Cuando pensamos en sistemas romanos de suministro de aguas -principalmente acueductos-, no podemos evitar que nos asalten visiones de grandes obras de la ingeniería antigua, estructuras que  llegaron a jalonar toda nuestra geografía y que, aún hoy en día, continúan permaneciendo en pie como testigos mudos de la historia: Segovia, Tarragona, Mérida... Sin embargo, toda ciudad de entidad que se preciase (y no voy a entrar ahora en el sistema de clasificación administrativa que podía recibir cada núcleo poblacional) debía estar provista de una infraestructura que asegurase el abastecimiento de aguas ante una población creciente...

Y, precisamente, este fue el caso de Uxama Argaela (El Burgo de Osma-Ciudad de Osma), que desde el primer tercio del siglo I experimentó tal desarrollo urbano -fruto de la monumentalización de la ciudad y la adquisición del "estatuto municipal"- que tuvo que desarrollar una infraestructura básica de abastecimiento que alimentara fuentes públicas, talleres, molinos, batanes, baños, etc...

Y aquí fue donde les asaltó un gran problema, pues el elevado emplazamiento de la urbe (El Alto del Castro), que antaño les había proporcionado tantas ventajas estratégicas, ahora se configuraba como un obstáculo para el correcto abastecimiento del preciado líquido ya que, aunque se encontraba próximo a los cursos del Ucero, el Abión y el Sequillo (y a sólo 5 km del Duero), la alta cota a la que se hallaba el núcleo urbano impedía el acceso viable a los caudales; además, el nivel freático se encontraba a una enorme profundidad, por lo que la perforación del suelo para crear pozos no resultaba factible.

Pero, a pesar de todos los impedimentos surgidos, finalmente se logró superar el problema del agua...pero, ¿cómo podemos afirmar esto?...pues bien, tal afirmación se basa en la existencia de numerosas evidencias arqueológicas que ponen de relieve la presencia de una compleja red de cisternas y acueductos que permitían abastecer la bulliciosa ciudad. De este modo, y al margen de los "aljibes" romanos -que conoce todo aquel que haya visitado Uxama- encontramos que la urbe estuvo surtida por dos acueductos cuya existencia, por suerte o por desgracia, pasan desapercibidos: 
  1. Uno, de poco más de un kilómetro, que bordeaba el Alto del Castro por el este, y tomaba el agua del río Ucero.
  2. Otro, de más de 20 kilómetros, que llegaba por el noroeste desde el arranque de la "Cuesta de la Galiana", concretamente desde la confluencia entre la cabecera del río Ucero y el Lobos, y que discurría paralaelo a la rivera hasta su llegada a la ciudad. Por los restos, parece ser que en algunos tramos el agua circulaba al aire mientras que, en otros, lo hacía por canales subterráneos (de mortero enlucido de "signinum")...de ahí que se conserven escasos restos.
Es posible que muchos de los que habitáis en las cercanías de estos parajes desconozcáis la existencia de estas maravillas de la ingeniería humana, pero ahí se encuentran, a la espera de ser visitadas...máxime cuando su admiración ha sido facilitada tras las labores de limpieza y musealización desarrolladas por el equipo de Carmen García Merino, directora de las excavaciones de Uxama.

No obstante, recordad: puede que esta obra no sea tan impactante como las presentes en otras ciudades de raigambre romana pero su desarrollo, a buen seguro, supuso un esfuerzo parejo al de sus homólogos arcados...no acudáis con ideas preconcebidas y admirar la labor en su conjunto!!!!

Como siempre, os dejo un link,  aunque éste resultará especialmente de enorme interés para todos aquellos amantes de la ingeniería romana: TRAIANVS.

4 comentarios:

Salvado dijo...

Tu blog es muy bonito e interesante.
Está muy "currao". ¡FELICIDADES!

Salvado dijo...

Por cierto, ¿de dónde viene el orignal nombre de "El Rincón del Curri"?

Pablo Molina dijo...

Gracias por tu apreciación "Salvado". El nombre del blog proviene ee una serie televisiva de marionetas (de los 80) dirigida por el genial Jim Henson: Fraggle Rock. En esa serie, los Fraggle eran una curiosa raza de seres que vivían bajo tierra sin dar palo al agua y cantando continuamente, obteniendo su alimento de las estructuras habitacionales de otra raza -los curris- cuya existencia se basaba en el trabajo continuo (pues sus casas eran sistemáticamente devoradas por los Fraggle). Te recomiendo fervientemente que veas alguna escena!!!; aquí te linko una http://www.youtube.com/watch?v=V19x-7qximU9. Una serie mítica de la que mucho tendrían que aprender las actuales.

nona dijo...

Hola!, a través de Salvado, he encontrado tu dirección y "Vualá", aqui estoy enganchada a tu explicación, el caso es que yo también empecé muy jovencilla tanto con los fósiles como la arqueología y los orígenes del homo sapiens, como somos tan humanos que nos enrredamos durante años en la cotidianeidad (no se si está bien escrito)vas recogiendo pedruscos, y leyendo, en fin que tampoco había losmedios de hoy en día. Bueno la cuestión es que yo al hacer la Ruta de la Plata, al pasar por mérida quedé maravillada de aquellos fantanticos restos arqueológicos así que tu tema me ha interesado y gustado cantidad, en fin que seguiré visitando tu blog, y me hago seguidora tuya, como dice Adrian tu blog es precioso y muy "currao". Un saludo, Nona.

Free counter and web stats